Sanación y Fe con Poder en Cristo
| Más
Text


(Hoja  19 ) La fe y sus niveles Hno. Ricardo Chi
Mis muy amadísimos hermanos estando en oración, Dios puso en mi corazón darme a la tarea de reescribir este tema que hace un año formule, hoy se los comparto deseando que reciban abundante bendición y crecimiento. Atentamente Hno. J. Ricardo Chi Cocom. Mérida Yúc.
A 22 de julio 2011.  Contricardo_2@hotmail.com cel. 9992165157
 
LA FE Y SUS NIVELES.  
IMAGINEMOS una semilla, se abona la tierra, se prepara el lugar, se siembra muere y germina,           el resultado una plantita, se riega constantemente, crece poco a poco. Hasta ser fuerte y valerse por sí misma, hasta llegar a ser un árbol. Un arbusto. Donde da sombra y cobijo.
 
A esto se le llama el proceso de fe en sus niveles.
1.-  semilla que es igual a un feto
2.- se prepara el lugar, que es igual al vientre materno en preparación de amor y cariño.
3.- se siembra y germina. Que es igual a dejar el lugar o vientre y nacer. Ver la luz por primera vez en el mundo.
4.- se riega constantemente y se cuida. Que es la alimentación física y corporal y la alimentación del alma donde se aprende a conocer a Dios en el amor, en la familia.
5.- se hace fuerte, y valerse por si misma hasta llegar a ser un árbol o arbusto. Que significa que envuelto el hombre en Amor y valores, y el conocimiento de un Dios que lo ama y lo creo para amar le da mucha seguridad, confianza. Deseos de vivir, y anhelos por conseguir la felicidad. Esto es la semilla de una fe sana.
Ahora tenemos una idea simple de la fe. Una fe sana y Cristiana. Con valores. Ahora podemos entender cuando muchos no recibimos estos valores y este amor para ser arbustos fuertes y seguros de sí mismos, inmovibles y rectos de corazón.
Aquí comienza la Raíz, sí; la raíz de nuestra fe que producirá un drama, un miedo, una desconfianza o un gozo de paz, amor y alegría.

A= LA FE QUE UNO HACE QUE CREA EN CRISTO.  ESTO ES LA RAÍZ.
Al que ha sido concebido en el amor o nacido de nuevo en el amor. Ese ya conoce a Dios  en su corazón aunque nunca lo ha visto.  1ª  Juan  4, 7 y todo el que ama   ha nacido de Dios y conoce a Dios. 8 Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es Amor.
¿Pero tanto el que ha sido concebido en el amor, como el que no ha sido concebido en el amor es necesario humillar su naturaleza humana ante Dios reconociendo a Jesús como Señor. Pues esta humillación abrirá el corazón y la sensibilidad al Espíritu Santo para recibir de él, ese amor.
La raíz es la incrustación del espino en lo profundo del corazón que poco a poco irá sacando, sanando ese amor de nacer de nuevo en Dios y en su Espíritu Consolador y dócil.
Al aceptar a Jesús en nuestras vidas estaremos retrocediendo el tiempo y el espacio en una nueva vida que deja como regalo el fruto del amor y eso es sanación de la raíz desde el fondo del interior.
Juan  3, 4 Dícele Nicodemo: «¿Cómo puede uno nacer siendo ya viejo? ¿Puede acaso entrar otra vez en el seno de su madre y nacer?» 5 Respondió Jesús: «En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de agua y de Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios.

Este entrar en el Reino equivaldrá al inicio de una nueva vida como hijo sano y príncipe del Rey.
También es necesario abrir en el corazón la fe, dejar que fluya y avance, que crezca, creer, fe.
Ver. 14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto,  así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, 15 para que todo el que crea tenga por él vida eterna. 16 Porque tanto amó Dios al mundo  que dio a su Hijo único,  para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. 17 Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo  para juzgar al mundo,  sino para que el mundo se salve por él. 18 El que cree en él, no es juzgado; pero el que no cree, ya está juzgado,  porque no ha creído en el Nombre del Hijo único de Dios. 19            Y el juicio está   en que vino la luz al mundo,  y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.
Creer es vida, eternidad, no perecer, es salvación y amar la luz obrando en madurez y amor, esta raíz enferma del corazón empezara a ser sanada, limpiada, purificada.
           
B= No solo creer en Dios sino creerle a Dios. Sentir, aceptar, mirar, ver y palpar sus promesas y su palabra.
Para explicar esto tenemos que partir de que DIOS ES UN DIOS DE VIVOS Y NO DE MUERTOS, de que el día que fueron al sepulcro y encontraron la piedra removida y no hallando a Jesús un hombre se les apareció y les dijo PORQUE BUSCAN ENTRE LOS MUERTOS AL QUE ESTA VIVO. Ese hombre era Jesús Resucitado. Cuando Jesús se les aparece Hechos 1, 3 A estos mismos, después de su pasión, se les presentó dándoles muchas pruebas de que vivía, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca de lo referente al Reino de Dios.
Ver, 7  El les contestó: «A vosotros no os toca conocer el tiempo y el momento que ha fijado el Padre con su autoridad,8 sino que recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.»
 
“Cuando uno empieza a aceptar esta nueva vida al estilo del Espíritu de Dios y empezamos a creerle a Dios todo lo que dice, empezaremos a experimentar su poder y su amor en nuestras vidas, pues no nos creo Dios para vivir como esclavos sino como hijos muy amadísimos mirando sus promesas y palpando su poder en nuestras vidas. Fuimos creados con amor y no terminamos de formarnos en ese mismo amor, cuidados, abonados, arados, regados y podados; eso nos afecta y la tarea ardua del Espíritu es mostrarnos su poder y su amor en nuestras vidas.         
 
Hechos  4, 28 para realizar lo que en tu poder y en tu sabiduría habías predeterminado que sucediera.29 Y ahora, Señor, ten en cuenta sus amenazas y concede a tus siervos que puedan predicar tu Palabra con toda valentía,30 extendiendo tu mano para realizar curaciones, señales y prodigios por el nombre de tu santo siervo Jesús.»31 Acabada su oración, retembló el lugar donde estaban reunidos, y todos quedaron llenos del Espíritu Santo y predicaban la Palabra de Dios con valentía. 32 La multitud de los creyentes no tenía sino un solo corazón y una sola alma. Nadie llamaba suyos a sus bienes, sino  que todo era en común entre ellos. 33Los apóstoles daban testimonio con gran poder de la resurrección del Señor Jesús. Y gozaban todos de gran simpatía.
 
Fíjate como estos vivían dentro del Amor y el Poder de Dios. Experimentaban todo lo que creían y realizaban todo lo que conocían, no se les hacía difícil dar y recibir, compartir y hacer unidad, en lo profundo de su ser eran valientes pacíficos y ardientes en conocimiento y sabiduría. Si te fijas mi amado hermano, estos querían crecer, aprender, convivir, ser felices y confiaban plenamente en Dios, en sus designios y en su poder. Es más podría decir que se sentían en la mano de Dios, como la gallina tapa a sus polluelos, como el canguro guarda a su hijos y los protege.
 
Juan  16, 13 Cuando venga él,  el Espíritu de la verdad,  os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga,  y os anunciará lo que ha de venir. 14 El me dará gloria, porque recibirá de lo mío  y os lo anunciará a vosotros. 15 Todo lo que tiene el Padre es mío.  Por eso he dicho: Recibirá de lo mío  y os lo anunciará a vosotros.
AHORA BIEN, el secreto de creerle a Dios está en la gracia del ESPÍRITU SANTO, EN NUESTRO CORAZÓN produciendo una vida COMO EN LA RESURRECCIÓN DE CRISTO. Una fe de gloria y de poder.
El que no, “AMA Y TIENE UNA SANTA DEVOCIÓN Y ORACIÓN AL ESPIRITU SANTO”. DIFICIL ES QUE DE TESTIMONIO DE QUE CRISTO ESTA VIVO Y VERDADERO ACTUANDO EN NOSOTROS Y EN MI VIDA.
Pues el Espíritu es guía, es voz de Jesús y le fascina que glorifiquemos a Dios en nuestras vidas.
 

C= LA FE QUE NO SE PIERDE O COMO NO PERDER LA FE.
PARA ESTO TENEMOS QUE partir de la misma reflexión que la palabra de Dios nos da en                                      
 
HEBREOS 11:1 "Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve."                             Versión Reina Valera 1960
"La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven." Biblia de Jerusalén 
"Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve." Nueva Versión Internacional
"Tener fe es tener la plena seguridad de recibir aquello que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos." Dios habla hoy
 
Vivir en la certeza, en la esperanza, en la convicción, en la garantía de lo que sentimos y creemos en Dios, es recibir aquello que se espera; en el fondo de nuestro corazón esta esa realidad de su Amor y de su poder actuando en nuestros huesos y en nuestro espíritu, consolándonos y fortificándonos durante cada instante y acontecimiento.
 
1.- LO QUE ESPERAMOS EN DIOS.  2.-  LO QUE NO SE VE.
Esto es tan bello como el niño que sabe que lo aman, sabe que lo cuidan, sabe que lo protegen o siente que no está solo, eso; como un niño, En las manos de su padre. Esa palabra y esa mirada al cielo diciendo “padre, Abba”
Pero esto es un conflicto para muchos y desesperan y a eso le llaman, perder la fe. Pero esto ¿fruto de que es? acaso fallo la fe, acaso fallo el ESPÍRITU DE DIOS, No; pues en realidad fallo en nosotros todo a causa de la concupiscencia ósea debilidad, pecado, inclinación, error, caer, consentir lo que nos daña. Y ¿Dónde está esta concupiscencia? EN NUESTRO CORAZÓN.
 
Esto es bueno saberlo, aunque muchos ya creamos en Cristo y profesemos una fe, pues mientras nuestro corazón, nuestro pasado, nuestros recuerdos, nuestro interior no sea sanado, lavado y reconstruido por la SANGRE Y LA PASION DE CRISTO. Siempre daremos paso a la concupiscencia.
 
Cuando Pedro le dijo a Jesús viéndolo caminar en la mar en medio de la tormenta, le dijo a JESUS MANDAME IR A TI. Y JESUS LE DIJO VEN. Pedro empezó a caminar encima del mar, pero tuvo miedo y se empezó a hundir, y grito Señor. Sálvame. Y Jesús extendiendo la mano y lo Salvo.
Aquí tenemos delante a Jesús venciendo el miedo de Pedro. Así tú, nuestros padres, nuestros abuelos etc. Vivieron esta experiencia de falta de fe, de sequedad, de soledad, de aridez, de lucha, y tal vez no cayeron en cuenta que la solución está en el corazón.
 
SI, DEJAS  QUE JESUCRISTO RESUCITADO Y EL ESPÍRITU SANTO SANE TU CORAZÓN, cada día, cada instante, cada episodio de tu vida.
Podrás decir con migo; Isaías 53, POR SUS LLAGAS HEMOS SIDO SANADOS. YO HE SIDO SANADO.  YO CONFIO QUE EL ESPIRITU SANTO ESTA DENTRO DE MI.
 
Cuando me vienen ataques fuertes yo solo repito constantemente hasta sentir paz “LA SANDRE DE CRISTO TIENE PODER, LA SANGRE DE CRISTO ME CUBRE Y ME PROTEJE”
CRISTO HA RESUCITADO, CRISTO TÚ ESTAS VIVO DEFIENDEME.
Hoy se te habla en la espera de su misericordia, esta misericordia que está ahora en ti, siéntela; nota como circunda en tu vida y en tu ser esta presencia amorosa y piadosa de Dios, el te ama.
Convéncete de esto, te ama y te ama con la piedad y la hermosura de su belleza y su luz.  
Salmos  57, 2 Tenme piedad, oh Dios, tenme piedad, que en ti se cobija mi alma; a la sombra de tus alas me cobijo  hasta que pase el infortunio. 3 Invoco al Dios Altísimo,  al Dios que tanto hace por mí. 4 Mande desde los cielos y me salve,   confunda a quien me pisa,  envíe Dios su amor y su verdad.
 
Lo que no se ve es la defensa que Dios tiene sobre ti, por el amor infinito de su Hijo Jesucristo, el ya padeció todo por ti, y ahora él quiere aun pelear tu batalla. Entrégale todo y te defenderá.
Salmos  64, 8 Una saeta ha tirado Dios,  repentinas han sido sus heridas; 9 les ha hecho caer por causa de su lengua,   menean la cabeza todos los que los ven.10 Todo hombre temerá.  Anunciará la obra de Dios y su acción comprenderá. El justo se alegrará en Yahveh,  en él tendrá cobijo;   y se gloriarán todos los de recto corazón.
Salmos  71, 1  A ti, Yahveh, me acojo,   ¡no sea confundido jamás! 2 ¡Por tu justicia sálvame, libérame! Tiende hacia mí tu oído y sálvame! 3¡Sé para mí una roca de refugio,   alcázar fuerte que me salve,   pues mi roca eres tú y mi fortaleza. ¡Dios mío, líbrame de la mano del impío,    de las garras del perverso y del violento! 5Pues tú eres mi esperanza, Señor,  Yahveh, mi confianza desde mi juventud. 6           En ti tengo mi apoyo desde el seno,  tú mi porción desde las entrañas de mi madre;   ¡en ti sin cesar mi alabanza! 7 Soy el asombro de muchos,  mas tú eres mi seguro refugio.  Mi boca está repleta de tu loa,  de tu gloria todo el día.9 A la hora de mi vejez no me rechaces, no me abandones cuando decae mi vigor.
Aquí  te dejo algunos consejos para tu oración.
1.- COMO DEBEMOS DE ORAR: ROMANOS.  8: 14 En efecto, todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.15 Pues no recibisteis un espíritu de esclavos para recaer en el temor; antes bien, recibisteis un espíritu de hijos  adoptivos que nos hace exclamar: ¡Abbá, Padre! 16 El Espíritu mismo se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios. 17 Y, si hijos, también herederos: herederos de Dios y coherederos de Cristo, ya que sufrimos con él, para ser también con él glorificados.  Dirígete a Dios como Padre, A Jesucristo como Señor y al Espíritu Santo como el Amor.                                                                                                                 
 
A. LA IMPORTANCIA DE LA ORACION (Mateo 6:6) Tú, en cambio, cuando vayas a orar, = entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora = a tu Padre, que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.                                                                                                   
Trata de estar en el día aunque sea 10 minutos a solas con Dios, sin ruidos y distracciones.
 
2. Debes orar al Padre en el nombre de Jesús con la guía del Espíritu Santo (Jn 16:13 Cuando venga él,  el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir, siempre que ores no ignores la presencia del Espíritu Santo, más bien invócalo, pídelo.
 
3. ¿EL ESPIRITU SANTO NOS ENSEÑA A ORAR EFICAZMENTE? SANTIAGO 4,3 Pedís y no recibís porque pedís mal, con la intención de malgastarlo en vuestras pasiones.                                                                                                                                        
Absolutamente despréndete de todo egoísmo y titubeo en la oración, más bien ten firme fe.
Pide sin egoísmo, pide para tu salvación y la salvación de los que amas y confía.
 
4. ¿EN EL NOMBRE DE JESUS? JUAN 15, 16  No me habéis elegido vosotros a mí,  sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto,  y que vuestro fruto permanezca; de modo que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda.
Es muy claro lo que enseña el Señor; todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo concederá.
Sin el nombre (Persona) del Señor es imposible adquirir las cosas en Dios. Pues es presencia.                                                                                                                 
 
5. CARNE VS ESPIRITU. MATEO 26, 41 Velad y orad, para que no caigáis en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne es débil.»
Hoy predicando en la Parroquia de la Santa Cruz de Mérida, les dije: la carne siempre la tendréis, la carne no se puede quitar, a la carne se le domina, se le somete, hay que poner a los pies de Jesús nuestra carne y renunciar a nosotros mismos para poder  amar a Dios y amarnos a nosotros mismos buscando el beneplácito de Dios, agradándole en las acciones y comportamiento.                                                                                                                                                                                                   
 
b. El Ambiente Exterior O EL MUNDO, egoísmo, liberalismo, vicios, placer.etc. Juan 16, 33.  Os he dicho estas cosas  para que tengáis paz en mí. En el mundo tendréis tribulación. Pero ¡ánimo!: yo he vencido al mundo.»                                                                                                                            
 
Lo que parce muchas veces festín, alegrías, gozo, derroche, comodidad etc. Es más bien en el fondo egoísmo. Muchas veces el que tiene ha juntado afectando o quitando a otros buscando siempre ser el más fuerte, y huye de la debilidad y la pobreza. La filosofía mundana es más bien egoísmo. La luz no tiene convivió con la oscuridad.
 
c. El diablo y sus demonios (Efesios 6: 12 Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los Principados, contra las Potestades, contra los Dominadores de este mundo tenebroso, contra los Espíritus del Mal que están en las alturas.13 Por eso, tomad las armas de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y después de haber vencido todo, manteneros firmes.                                                                                                                                                                     
 
Cuando tengas algún problema familiar, con un amigo, en tu trabajo o algún vecino, y haya contienda, discusiones, resentimientos y rencores; será por alguna influencia del demonio, el es experto en la maldad y la desintegración familiar y de amistades. Ora reprendiendo toda incursión del enemigo, todo ataque y todo mal. Reclama la sangre de Cristo sobre todos.
 
6. El Padre Nuestro “y el Ave María modelo de oración (Mateo 6: 9-13.  Lucas cap. 1, 28 Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»  Versículo 41 al 43.  Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena  de Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí?                                                                                                                                    
 
No hay oración más poderosa y llena de gracia que el Padre nuestro y el Ave María. Cada vez que ores rezan las dos. Y hazlo con todo tu corazón y amor.
 
Partes de la Oración: La Adoración: Es la parte donde exaltamos y adoramos a Dios por lo que Él es. Ejemplo: Tú eres santo, digno, excelso, todopoderoso, fiel
 (Mateo 6:9).  La Alabanza: Es la parte donde le damos gracias a Dios por todo y lo elogiamos por sus obras
 (Mateo 6:10).  La Intersección: Es cuando le pedimos a Dios para  que se haga su voluntad en la tierra y suplicamos por nuestros hermanos.
(Mateo 6:10).  Peticiones Personales: Es cuando pedimos por nuestras necesidades diarias.
La Oración de Perdón: Es cuando confesamos nuestras ofensas delante de Dios y pedimos que nos perdone, también en oración perdonamos a los que nos han ofendido (Mateo 6:12; Marcos 11: 23).                         
Oración por Protección: Es orar pidiendo la protección de Dios sobre nuestras familias, Iglesia, ciudades y naciones RECLAMANDO LA SANGRE DE CRISTO DERRAMADA EN LA CRUZ SOBRE CADA UNO DE NOSOTROS (Salmo 91: 3-4; Zacarías 2:5) y para que el Señor nos libre de todo mal (Mateo 6:13; 1 Corintios 10: 13).  II. LA IMPORTANCIA DE LA PALABRA DE DIOS: Es importante que leas las escrituras diariamente con un corazón sincero y limpio, leer las escrituras te convierte en un persona sabia en la salvación ya que la lectura y el obedecer la Palabra de Dios hace que estés preparado para toda buena obra, LA PALABRA ES LA ESPADA DE DOS FILOS QUE PENETRA HASTA TU ALMA SANANDOLA Y LIBERANDOLA.  
 
LA PALABRA DE DIOS, TRAERA BUEN FRUTO Y MADUREZ Y CONSEJOS.
Ø No recibas el consejo de gente mala recibe el consejo de Dios PROV. Y SAB.
Ø No andes con gente que anda en cosas malas  SALMOS.
Ø No te sientes con gente chismosas y murmuradora  ECLESIASTICO.
Ø Lee y medita en la Palabra de Dios y esto traerá prosperidad en todas las áreas       de tu vida  LOS EVANGELIOS, MATEO, MARCOS, LUCAS, JUAN.
Ø La confesión de la Palabra de Dios HECHOS DE LOS APOSTOLES.
LAS REVELACIONES: APOCALIPSIS Y DANIEL E ISAIAS.
 
 
Padre santo y bueno del cielo, danos fe en nuestro corazón, no importa el tamaño Señor pues aunque sea pequeña moverá montañas, ayuda nuestra debilidad y no te fijes de nuestros errores, pues tu no juzgas como los hombres sino con equidad, nunca te equivocas. Levántame mi Señor, anima mi alma a buscarte, anima mi espíritu a conocerte, anima mi corazón a ser generoso y un hijo lleno de amor. Señor tal vez no conozca el amor, ni siquiera sé dar sin recibir, pero te pido aumenta mi fe, no permitas que la pierda, fortaléceme en mi espíritu y en cada paso que yo de quiero verte y conocerte, que esta fe sea una expresión de encuentro contigo, que sea una revelación de tu misericordia en mi vida; ven Señor Jesús revela tu amor en mi, revela tu poder, revela tu misericordia, úngeme, bendíceme, perdóname, sáname, cobíjame en tu presencia, aumenta mi pobre fe, dale solides y madures, Ho mi Señor. Ho mi Dios, Ho mi Rey de Reyes, tu eres digno mi Dios de que todos te adoren, derrama fe en los corazones, tócalos para que abran su corazón y entra a cenar con nosotros. Amén.
 
Hermano José Ricardo Chi Cocom. Predicador de la Renovación Carismática en el Espíritu Santo. 23 de Julio de 2011.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  
© 2014 Sanación y Fe con Poder en Cristo