Sanación y Fe con Poder en Cristo

Menú

| Más
Text

 (Hoja  21 ) Oración de sanación y liberación
ORACIONES ESCRITAS POR EL HNO. J. RICARDO CHI COCOM.

comentarios o escriba a feconpoder_yamor@hotmail.com

Se recomienda hacer oración de alabanza a Dios, alzando las manos bendecir y glorificar a Dios Padre, Hijo y Espíritu santo   (Orar en lenguas si se tiene el don) Se debe orar la "Oración de Protección con la Sangre Preciosa de Cristo Jesús". Pedir perdón a Dios por nuestros pecados en oración, luego perdonar a las personas que nos han dañado,  rechazar a Satanás y renunciar a toda brujería y ocultismo Y ahora con confianza dile al Padre Amoroso del cielo:       
                                                                                                                                                                
 
"Padre Santo, Padre lleno de Amor y misericordia para mí y toda mi casa.
En el Nombre de Jesucristo tu Hijo Amado
, Ho Padre Amado.
Reclamo lo que tu Palabra dice respecto a la sanidad.( ISAÍAS CAP.53, 4 a 5.)
Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores;
Nosotros le tuvimos por azotado, herido de Dios y castigado.
Más él herido fue por nuestras rebeldías, y molido por nuestros pecados;
El recibió el castigo que nos trae la paz, y por sus llagas hemos sido  curados.  
Al hacerlo creo y declaro que tu Palabra no volverá vacía sino que realizará lo que dice( ISAÍAS Cap. 55:11)  así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, será prosperada en aquello para lo que la envié.

Padre que de Tí nos viene la salud, hoy recurrimos a ti por la gloria de Cristo tu Hijo Amado, sana mis enfermedades que deposito en  las llagas de tu Hijo Jesucristo. Esta enfermedad (dolor, cáncer, sida, piedra, estomago, abdomen, colon, pancrias, columna, corazón, alcoholismo, y etc). quede destruida, nulificada, quebranada, seca, desecha, anulada y la rechazo de mi persona, vida, cuerpo, parte donde este alojada y lo mando atado fuera de mí, fuera de mí, a los pies de Cristo mi salvador.
Yo (di tu nombre)  recibo la salud que Dios me da através de los méritos y las llagas de Cristo Jesús.
Porque su palabra me asegura que Jesús cargo con todas mis enfermedades en la Cruz y anulo todas mis maldiciones, (1ª de Pedro 2, 24), Llevó mis dolencias, (Mateo 8,17 ; 2:24), llevó El mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia;  y por cuya herida hemos sido sanados 
8:17 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:
"El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias."  

Dios que es fiel y justo me hace confiar en esta palabra escrita por la que declaro que yo  (di tu nombre) he sido redimido de la maldición de la enfermedad y la rechazo
no tolero mas sus síntomas en  mí cuerpo, alma, corazón.
(+) Satanás te hago saber, en el Nombre de Jesucristo, que tus principados, tus potestades,
tus espíritus que gobiernan las tinieblas de este siglo, y tus huestes espirituales de maldad en las regiones celestes, están atados y amordazados y por la Sangre de Cristo quedan sin poder.
Y
de ninguna manera pueden obrar contra mí persona, mis hijos y familia, casa, trabajo, pertenencias,
medios de transporte. etc. Por el Magnifico poder de Jesucristo el Hijo amadísimo de Dios Padre "Abba". Quedo libre de tu opresión por esta enfermedad y soy propiedad de Dios Todopoderoso y no te permito
en mi vida y en la de mi familia, vecinos de este lugar que tomes alguna potestad, derecho y lugar; te queda declaradamente prohibido hacernos algun daño o mal.
Hoy declaramos que todos moramos al abrigo de Dios Altísimo;
Habitamos y permanecemos fijos bajo la sombra del Omnipotente cuyo poder ningún enemigo puede resistir.

Salmo 8:1
Levántese Dios y sean dispersados sus enemigos. huyan de su presencia los que le aborrecen.
68:2 Como es lanzado el humo, los lanzará; como se derrite la cera delante del fuego, así perecerán los impíos delante de Dios.
68:3 Mas los justos se alegrarán; se gozarán delante de Dios, y saltarán de alegría.
68:4 Cantad a Dios, cantad Salmos a su Nombre Santo.
Ahora Padre, porque te reverenciamos, te adoramos y te damos gracias, tenemos toda seguridad en tu palabra, que el Ángel del Señor acampará alrededor de mi casa; trabajo, pertenencias, al rededor nuestro y nos librará de todo mal. Nada malo acontecerá a nuestros familiares, alejará toda plaga de enfermedad, calamidad, miseria, vicios.
Declaro y confieso que tu Palabra permanecerá en mi hogar, nos dé a todos perfecta integridad de mente y corazón.
Rechazo el pecado, no robaré, no mentiré, no injuriaré, no daré mal testimonio, no fornicare, ni seré adultero, no seré malvado, egoísta, altanero, grosero, irresoluto. Perdonaré las ofensas, y seré libre de todo mal. Rechazo convivir con el malvado, impregnarme de su condición y
efectos de injusticia, antes bien me desligo de toda persona de mal y digo no al pecado. Amén.
Pues el que anda con la miel, algo se le pega. Y el que no mira hacia adelane no es digno del reino de Dios.

Tu palabra está dentro de mí y quiero que esté dentro de todos mis hijos, esposo(a), padres, hermanos, etc. Danos sanidad completa a nuestro cuerpo, alma y espíritu. Sana desde lo más íntimo y profundo de nuestra naturaleza, hasta las coyunturas y la médula de nuestros huesos.
Obra Señor con la dulsura y gracia de tu misericordia y has lo que humanamete nos es imposible, danos tus maravillas y derrama tu Santo Espíritu de vida.
Acuerdate del proposito cuando del barro nos hiciste para ser libres y felices, sumergenos en las arras de tu amor y de tu espíritu para gozar de tus vienaventuranzas y cunsuelos. Amén.
 

Prov.4:20 Hijo mío, estate atento a mis palabras;  inclina tu oído a mis razones .21 No se aparten de tus ojos; guárdalas en medio de tu corazón, .22 Porque son vida a los que las hallan, y medicina a todo su cuerpo.La palabra de Dios es medicina y vida para nuestra carne, la ley del Espíritu de vida obra en nosotros y nos da libertad de la ley del pecado y de la muerte.

ROMANOS 8:2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. Por eso yo y toda mi familia, tenemos puesta toda tu armadura. El escudo que nos protege contra  los dardos del fuego maligno. 

Jesucristo es el Sumo y Eterno Sacerdote y victima con quién ofrezco todas mis penas, miseria, alegrías, enfermedades al padre por la santificación de la iglesia especialmente por los sacerdotes de mi comunidad y del mundo.
Yo y mi familia nos mantendremos firmes en nuestras declaraciones de Fe en tu palabra Padre Santo y permaneceremos firmes con la plena seguridad de que por quienes hemos intercedido tienen salud ahora en el Nombre de Jesucristo. Amén, Amén, Amén.

Gracias Padre Amado, Bendito y alabado seas por siempre, alabado seas, por Jesucristo tu Hijo amado, en quien recibe mis gracias por manos de María, Gloria, Gloria a Tí Señor, Amén, Amén, Amén, Amén, Amén.

Por último darle gracias a Dios por lo que hemos recibido y que el enfermo ya sanado diga; "por las llagas de Cristo, yo he sido sanado" 

Padre Bueno, yo me abandono a Tus manos, lléname de tu Espíritu Santo, inunda mi cuerpo y mi alma de Tu presencia y con los ojos cerrados y abandonado a Tu presencia, puedo sentir y mirar junto a mí a Jesucristo, siento ese calor de amor sanador que invade mi cuerpo, siento su presencia que llena mi corazón y mi vida. Sé que Tú quieres sanarme y deseas hacerlo antes que yo te lo pida y hoy que se han quitado todos los obstáculos que el enemigo me puso y mis pecados fortalecieron. 

Ahora te doy gracias por todo lo que estás haciendo en mi cuerpo, en mi alma y en mi espíritu, te doy gracias anticipadamente por mi sanación y mi salvación porque espero y acepto Tus promesas y porque Tú Señor estás conmigo, ese calor sanador y esa presencia de paz en mí, me aseguran mi salud.
Jesucristo he aquí tus Ángeles querubines, tronos, fortalezas, arcángel, y de mi guarda, que has enviado para cumplir tu proyecto en mi vida, sí Señor, que Tus planes estén en mí y mi sanación y libertad sea el testimonio para glorificar tu Nombre por siempre. Amén, Amén, Amén. 

A tí Oh Virgen María, Madre del Verbo Encarnado, Madre de la Divina Gracia, Reina de los Apóstoles y Reina Amable, gracias por tu intercesión y tu bendición, Oh Madre nuestra. Amén, Amén, Amén.       

Aconsejamos ahondar más en la lectura de estas citas Bíblicas.      

Isaías 55,11                                        Gálatas 3,13                                   Santiago 4,7
Efesios 6,12                                       Corintios 10,4                                Salmo 91,1-10,
Salmo 34,7                                         Salmo 112,7                                    2ª Timoteo 1,7
Hebreos 4,12                                     Proverbios 4,12                             Efesios 6,11-16;
Romanos 8,2                                       Hebreos 9,11-14.

 

HNO RICARDO CHI. MERIDA YUC
feconpoder_yamor@hotmail.com
SOLICITE RETIROS Y PREDICAS EN MEXICO YUCATÁN.

Señor Jesús, hoy te pido la gracia de poder perdonar a todos los que me han ofendido en la vida. Sé que Tú me darás la fuerza para perdonar.

Tu derramaste tu Sangre Preciosísima en la Cruz, y de tu corazón broto junto con agua, esto significa que hoy necesito que tu sangre me envuelva y brote de mi alma el agua de las lagrimas que laven toda dureza que hay en mí, si mi Jesús; hazlo, realízalo en mi, toca mi corazón con esa dulzura de tu amor, toca mi corazón con la ternura con que te acariciaba tu madre, con esa delicadeza de seguridad y entrega, tócame mi Señor Jesús, lo necesito hazlo por favor, mientras repito esta oración obra en mi, 
Gracias porque tú me amas y deseas mi felicidad más que yo mismo. Aunque sé que tu eres un Dios perfecto y bueno, es necesario que te perdone para sanar mi corazón herido que en todo te culpa aunque no te tengas la culpa, por eso digo en fe Señor, yo te perdono por todas las veces que pensé que Tú enviabas la muerte a alguien de mi familia y la gente decía que "era la voluntad de Dios". Si ha habido algún resentimiento en mi subconsciente, yo te perdono, Señor.

Yo te perdono también por las dificultades, problemas económicos y fracasos, ya que pensaba que Tú los enviabas a mí y a mis familiares. Señor, es posible que de niño/a haya guardado estos resentimiento pero ahora yo te perdono.

(Por el fallecimiento de ese ser querido, yo te perdono Dios, por la pérdida de ese empleo, por el accidente, por (decir tu daño) todo lo que en mi corazón albergue un rechazo hacia ti Ho Dios.
Padre Santo y bueno del cielo, gracias porque ahora te puedo ver ya no como un Dios castigador o un Dios que solo espera una falla para castigarme, sino al perdonarte ahora te puedo sentir y ver como MI AMADO PADRE, ABBA, PADRE AMADO, PADRE QUERIDO. OH PAPÁ, OH PAPAITO, GRACIAS.

Ahora quiero Perdonar a mis padres terrenales, a estos instrumentos para que me ayuden a ser feliz, pero Señor Jesús yo solo(a) no puedo, ayúdame a perdona tu junto conmigo, toca mi corazón para sentir compasión por mis (nombres) Padres, Señor mío Jesucristo, hoy abro mi corazón a tu presencia y cubro con tu sangre preciosa mi corazón, mi alma, mi interior y ato todo obstáculo e impedimento en esta oración. Yo quiero repetir contigo, yo perdono, yo perdono, si yo perdono, te perdono papá, papito, papá te perdono por tu dureza, por los castigos que me diste, por tu indiferencia, por tu machismo, tus errores, tu alcoholismo, tus insultos y tus abusos, te perdono por abandonarme, por no estar cuando más lo necesitaba, por no tomarme en cuenta, por tu falta de amor paternal limpio y puro, te perdono tu ignorancia, tu apatía, tu injustica, te perdono en nombre de Cristo, sí, yo te perdono, Cristo también te perdona, te perdono las veces que gritabas e insultabas, cuando tiraste las cosas y agrediste a mamá, cuando no te acordabas de mis cumpleaños ni lo festejabas, si te perdono tu falta de apoyo en los estudios y muchas cosas más que si quiero mencionar ahora…(dilas) 

En nombre de Cristo Jesús te perdono y te absuelvo de toda culpa y mal en mi vida, me libero de toda atadura de rencor, de resentimiento y de maldición, renuncio a la tristeza, a la falta de amor de Dios y acepto en mi vida y mi corazón al Espíritu Santo de amor, de paz, de perdón. Sí, sí, sí, yo perdono, yo perdono, yo perdono. Espíritu Santo sana mi corazón, yo perdono, yo amo.

Ahora a ti mamita, si, todas las madres son lindas y una bendición pero también son humanas y sensibles y a causa de las carencias de la vida, las dificultades, y tantos problemas vividos, me lastimaste Mamá, madre yo te perdono, tu tal vez eres la menos culpable en mi vida de las heridas de mi alma y mi corazón, pero es necesario perdonarte, si mamá te perdono tus preferencias con mis hermanos, por abandono, por falta de atención, indiferencia, porque una vez me ofendiste, me dijiste inútil, tonto(a) que no siervo, ya te moleste, que ya te desespere, y gritabas desesperada, para que me diste hijos Dios, te perdono si me quisiste abortar, y te perdono los abortos de mis hermanos no nacidos, te perdono tu alcoholismo si lo fuiste, traición, etc. Si mamá, mamita, mamaíta, yo te perdono, yo te perdono, Señor Jesús sana mi corazón, sánalo, renuncio a este resentimiento, renuncio para siempre a este rencor, renuncio a esta tristeza, en tu Nombre Señor Jesucristo yo (di tu nombre) perdono a mi madre, la absuelvo de toda culpa, de todo mal, y rompo y quebranto toda atadura maligna de pecado ancestral con mi madre, con mi padre, destruyo con la Sangre Preciosa de Mi Señor Jesucristo toda maldición heredada de mis padres, de mis abuelos, de mis bisabuelos, yo los perdono, yo los perdono, yo los perdono.

Yo perdono sinceramente a mi madre; yo le perdono por todas las veces que ella me hirió, me causó resentimiento, que se enojó conmigo y todas las veces que ella prefirió a mis hermanos y a mis hermanas en vez de a mí. Le perdono las veces que me dijo: "tonto/a" "feo/a", "estúpido/a", "eres el/la peor de todos mis hijos", y porque dijo que le costé mucho dinero. Por las veces que ella me dijo que no era deseado/a, que vine a este mundo por casualidad, o que no era lo que ella había querido, que fui una equivocación. Yo la perdono de todo corazón.

 Yo perdono a mi padre. Yo lo perdono por las veces que no me ayudó por su falta de amor, afecto y atención. Yo lo perdono por su falta de tiempo, y por no estar conmigo dándome su compañía. Yo le perdono sus hábitos de beber, sus discusiones y peleas con mi madre y con mis hermanos. Por sus castigos severos, por abandonarnos, por haberse alejado de casa, por divorciarse de mi madre y por las veces que prefirió estar fuera de casa. Yo los perdono a los dos, gracias, gracias, gracias.

Señor, en este momento me pongo delante de ti y te pido que me concedas mirarme como en un espejo y quites de mis ojos toda la venda para ver mi corazón, hazme ver mis dobleces, mis arrogancias, mis hipocresía, mi soberbia y sobre todo mis maldades, yo entro en tu Nombre mi Señor Jesús en mi corazón y me digo a mi mismo con sinceridad, yo me perdono a mí mismo(a) por mis pecados, por mis faltas y mis caídas. Por todo lo que es verdaderamente malo en mí, por todo lo que pienso que es malo, me perdono a mí mismo(a). Me perdono por cualquier participación en espiritismo, brujerías, horóscopos, consultas de adivinos y búsquedas de suerte. Por tomar tu Nombre sin necesidad y por no adorarte como tú te mereces oH Dios.

Por haber herido a mis padres, por emborracharme, por drogarme, por mis pecados contra la pureza, por adulterio, por aborto, por robar, por mentir, por fornicar, por hablar mal, por todo esto me perdono sinceramente. también quiero perdonarme por estar en desacuerdo de mi físico, de mi estatura, de mi color, del lugar donde nací, por no aceptarme a mí mismo, yo me perdono, yo me acepto y acepto todo lo que me rodea, acepto mi físico, acepto a mis padres, acepto mi vida y la deposito en manos de Dios. Gracias, Señor, por tu Amor, por perdonarme, porque ahora ya voy sintiendo fe, seguridad, confianza y sobre todo, Amor, si amor, mucho amor.

Señor perdono a mis amigos que hablaron mal de mí que perdieron contacto conmigo, que no me dieron apoyo, que no estuvieron disponibles cuando yo los necesité a los que les presté dinero y no me lo devolvieron, les perdono. 

Señor, yo perdono al (a la) que fue mi enamorado/a. Por su falta de sinceridad, por engañarme serme infiel, utilizarme, inducirme al aborto, hacerme sufrir a mí a mis familiares, perjudicarme en mis estudios, humillarme, dejarme por otra persona, alejarme de ti. Yo le perdono.
Señor, yo perdono a mi esposo/a, por sus faltas de amor, afecto consideración, apoyo, atención, comunicación; por sus faltas, sus caídas, sus debilidades, sus acciones y palabras que me hirieron y me molestaron. Yo le perdono.

También perdono a mi obispo, a mi párroco, a mi comunidad; por su falta de apoyo, su mezquindad, su falta de amistad, por no alentarme como debían, por no ser una inspiración para mí, por no ponerme en puestos en los que yo me sentía capacitado/a, por no invitarme a servir en tareas en las que creía ser útil y por todas las heridas que me causaron. Yo les perdono.

Señor Jesús, yo oro en forma especial para obtener la gracia de perdonar a la persona que más me haya ofendido. Te pido poder perdonar a quien considero mi peor enemigo, al que me cueste más perdonar, o a que del cual digo que nunca lo perdonaría.

Gracias, Señor porque me libras del mal y me ayuda a perdonar. Gracias por tu amor y tu paz. Haz de tu Espíritu Santo ilumine todos los rincones de mi mente. Hoy declaro que ya no soy igual, que en mi hay cambio, que hoy he aceptado a Cristo en mi corazón y en mi vida, hoy me consagro a su inmaculado corazón y me envuelvo con su sangre, hoy soy feliz, hoy he sido sanado, hoy por las llagas de Cristo soy sano. "yo confió que el Espíritu Santo esta dentro de mí." (3 veces.) Confió que me ama, que me protege, que me cobija, que me da paz. Se recomienda que antes de esta oración se haga el perdón,    el yo perdono, la renuncia etc. "Sin embargo el   Espíritu Santo no está atado,  es libre de actuar como quiera".  

Dame tus ojos, Madre, para saber mirar, si miro con tus ojos, jamás podré pecar.
Dame tus labios, Madre, para poder rezar, si rezo con tus labios... Jesús me escuchará.
Dame tu lengua, Madre, para ir a comulgar, es tu lengua patena de gracia y santidad.
Dame tus manos, Madre, que quiero trabajar, entonces mi trabajo, valdrá una eternidad.
Dame tu manto, Madre, que cubra mi maldad, cubierta con tu manto al cielo he de llegar.
Dame tu cielo, oh Madre, para poder gozar, si tú me das el cielo, ¿qué más puedo anhelar?
Dame a Jesús, oh Madre, para poder amar, ésta será mi dicha por una eternidad. Amén.

María, Madre de Jesús, ayúdame a aceptar a Jesús como luz en mi vida.
Tú ves que hay en mí tinieblas Que yo mismo no conozco.
Haz que no se resistan a la luz de Jesús sino que se abran a Él.
En el examen de conciencia, en la confesión, en la dirección espiritual, en la meditación
y en la escucha de la palabra de Jesús.

María, tú que permitiste a Jesús Iluminar tu vida, Ayúdame a que en todo momento
de mi vida, yo haga que Jesús ilumine mi conciencia. 
Haz que yo pueda conocerlo como amigo, como ¡Mi Salvador y Redentor!
Dame María esta gracia y dánosla a todos nosotros, haz que me deje iluminar por Jesús.
Te ruego Madre, que me hagas reconocer los grandes dones que se me han dado
y de los que soy responsable, para que todos mis compañeros puedan crecer
en la verdad y en el amor, puedan conocer a Jesús, como lo conozco yo. Amén.
"Ten fe" simpre amanece.

¡Oh Señora mía! ¡Oh, Madre mía! Yo me ofrezco del todo a ti y en prueba de mi filial afecto
te consagro en este día, mis ojos, mis oídos, mi lengua y mi corazón, en una palabra, todo mi ser.
Ya que soy todo tuyo, oh Madre de bondad, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén.
Rosa Mística, Madre de la Iglesia, Virgen Santa e Inmaculada, Madre de Dios y Madre nuestra, yo te ruego, ofrezcas Tú a tu Hijo Divino desfigurado de llagas y sangre, su Preciosísima Sangre al Eterno Padre para mayor honor y adoración de la Majestad Divina, para acción de gracias por todas las gracias y beneficios  recibidos, para la expiación de mis pecados y los de todo el mundo, para la conversión de los pecadores, para la conversión mía y enmienda, para alejar  todos los pecados graves en este día, para la conservación de la fe en nuestra patria, para el retorno y conservación de la juventud en la fe y moral, para salvar a los moribundos, por el Padre Santo, obispos y sacerdotes, por las necesidades de la Iglesia, por los perseguidos por la fe, por mí mismo: 

para aumentar la fe, esperanza y caridad, para aumentar la gracia y los siete dones del Espíritu Santo, para aumentar la humildad, paciencia, resignación a la voluntad de Dios, para conseguir una muerte santa, para ayuda y consuelo de los afligidos, enfermos e inocentemente atormentados en la tierra, para el consuelo y por la liberación de los oprimidos por el demonio, y por la liberación de las almas del purgatorio, para mayor gozo de los ángeles y santos. Bendita sea la Preciosísima Sangre de Jesús ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Oración de corte de maldición completa. Padre Santo, Padre bueno del cielo, te pedimos por este hermano(a) el cual Tú ya conoces, (nombrarlo). Envía a tu Espíritu Santo para que lo sane y libre del poder del maligno en el Santo nombre de tu Hijo Jesucristo, y como dice tu Palabra, Juan 16, 8 "Cuando él venga convencerá al mundo en lo referente al pecado, en lo referente a la justicia y en lo referente al juicio; en lo referente al pecado, porque no creen en mí, en lo referente a la justicia porque me voy al Padre, y ya no me veréis; en lo referente al juicio, porque el príncipe de este mundo está juzgado."         (En voz alta, que repita el paciente:)

Ahora mismo yo (diga su nombre) alabo y exalto Padre bueno tu santo Nombre porque gracias a la muerte y resurrección de Jesucristo tu Hijo amado, el pecado, la muerte, el mundo, la maldición, la condenación, Satanás y todas sus obras están vencidas para siempre. Acepto libre y voluntariamente a Jesucristo como mi único Señor y salvador de mi vida y pido perdón a Dios por mis pecados cometidos y los pecados cometidos de mis antepasados, porque no hay otro Hombre en el que yo pueda ser salvo, sólo en mi Señor Jesucristo, y como dice su Palabra en Romanos 10, 9-11 "Porque, si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo."   Pues con el corazón se cree para conseguir la justicia, y con la boca se confiesa para conseguir la salvación. Porque dice la escritura: "todo el que crea en El no será confundido."  Y a partir de hoy soy victorioso por mi señor Jesucristo que triunfando en la cruz venció el poder del pecado y maldición concediéndome la gracia de mi salvación.

Él me dice en Juan 6, 35-39 "Yo soy" el pan de vida. El que venga a mí, no tendrá hambre, y el que crea en mí no tendrá nunca sed.  Pero ya lo os he dicho: me habéis visto y no creéis. Todo lo que me dé el Padre vendrá a mí, y al que venga a mi no lo echaré fuera porque he bajado del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me ha enviado.  Y esta es la voluntad del que me ha enviado: que no pierda nada de lo que El me ha dado, sino que lo resucite el último día."

Padre santo, Padre bueno, en el Nombre de Jesucristo y por el poder de su preciosísima sangre; te pido padre amado que destruyas toda maldición que hayan dicho en contra de este hermano(a) y toda su familia,  pues Cristo al morir en la cruz se lleva nuestras maldiciones y en la cruz nos liberó quebrantando el poder de toda  maldición, así como dice  su palabra en Gálatas 3, 13 "Cristo nos rescató de la maldición de la ley, haciéndose él mismo maldición por nosotros,  pues dice la escritura: Maldito el que cuelga de un madero . Por tanto en el nombre del Señor Jesucristo y por el poder de su  preciosísima sangre queda atado y amordazado todo espíritu de maldición y lo mando cautivo a los pies de Cristo Jesús, para que él en su eterna sabiduría lo ponga donde deba estar y que ya no dañe más a este hermano(a) ni a sus generaciones venideras y queda destruido (+ hacer la señal de la cruz) el poder de Satanás, queda destruido ( + ) el poder de maldición, queda destruido ( + ) el poder de cualquier daño o mal que hayan deseado, dicho o hecho en contra de este hermano(a) su familia, pertenencias, trabajo, economía, y su presente generación y sus generaciones venideras.
En nombre de Jesucristo y por el poder de su Sangre preciosa (+) destruimos de raíz toda maldición y sus frutos de pecado, muerte y destrucción.

En el nombre  de Jesucristo "yo (nombre)" renuncio a todo lo que es pecado en mí  (mencionar adicciones y malos hábitos.  Renuncio ahora mismo en el Nombre de Jesucristo y por el poder de su Sangre preciosa derramada en la cruz, a todo derecho legal que yo le haya dado a Satanás a causa de estos pecados, a causa de los pecados cometidos por mis antepasados, a causa de alguna maldición que en contra mía hicieron por alguna persona viva o muerta, en el pasado, en el presente o en el futuro.

En nombre de Jesucristo tomo la autoridad por las aguas de mi bautismo y rompo y quebranto estos derechos legales otorgados a Satanás, digo NO a toda actuación voluntaria e involuntaria que produzca estos derechos a Satanás, quedan atados y amordazados todos los espíritus que influencian e influyen en mi vida a través de estos derechos legales y los mando cautivos a los pies de Cristo Jesús. En el nombre de Jesucristo reprendo ahora toda maldición satánica, rompo y quebranto su poder y me desato a mí mismo y a mis hijos de todas y cada una de las maldiciones satánicas, maldiciones heredadas, maldiciones que provengan de otros, hechizos de muerte, destrucción, putrefacción, con fuego,  ataduras, ligadura,  vudú etc. de palabras,  oráculos malignos,  padres, amigos, cónyuge, o algún ser querido, maldiciones en mi línea sanguínea y cultura.

Rompo y quebranto todo encantamiento, hechizos, poderes psíquicos, embrujos, brujería, sortilegios, magia, riegos, ensalmos o trabajos que hayan sido hechos en mi o mi línea familiar por medio de alguna persona o personas, vivas o muertas o de cualquier fuente psíquica o de ocultismo. Destruyo el poder de cualquier espíritu de mal asignado a mí como protector, destructor, espía, confusión etc. asignado a mí por Satanás durante mi nacimiento y que esté produciendo en mi soberbia, ira, lujuria, alcoholismo, adivinación, premoniciones, falsa religiosidad, enfermedad, miedo, ruina, miseria, pobreza, angustia, depresión, confusión, idolatría, egolatría, etc.  Quebranto el poder de todos esos espíritus de maldición en el nombre de Jesucristo mi Señor y salvador de mi vida y el poder de maldición dicho, hecho o heredado y les ordeno en Nombre de Jesucristo que se vayan de mí, de mi vida, casa, trabajo, pertenencias, hijos, seres queridos, familiares etc.  Atados y amordazados los mando cautivos a los pies de Cristo Jesús y prohíbo que regresen y hagan algún daño  (los hecho fuera de mí, fuera, fuera, fuera.) 

En el Nombre de Jesucristo quebranto cada atadura demoníaca y la rechazo, desato en mí y en mis hijos (otros) todo poder psíquico o atadura, o cautiverio de enfermedad física o mental puesta sobre mí o mi línea familiar  debido a mis padres o cualquier otro antecesor, desde mi primera y hasta mi quinceava  generación. 

Quebranto toda atadura por sexo que no es en el matrimonio. Quebranto todo juramento no cumplido y la maldición que produce. Quebranto toda maldición por visitar lugares malditos, consagrados y hechizados. Quebranto toda maldición de ídolos, fetiches y objetos de ocultismo en mi  familia. Quebranto cualquier maldición, daño o mal no mencionado y sus consecuencias. 
Señor Jesucristo te doy las gracias por lo que hoy has hecho en mi vida y la libertad que me das en tu Nombre como dice tu Palabra en Juan 14, 27  "Mi paz os dejo, mi paz os doy, no como el mundo la da."
Bellísimo


ESCRITO POR EL HNO. J. RICARDO CHI COCOM. MIEMBRO ACTIVO DE LA "RENOVACIÓN CARISMATICA CATOLICA" EN MERIDA YUCATAN PARR. STA. CRUZ Y CAPILLA "MARIA MADRE DE LA DIVINA GRACIA" COL. AVILA CAMACHO SEP. 2011
feconpoder_yamor@hotmail.com
© 2017 Sanación y Fe con Poder en Cristo